Celebración a la Virgen del Carmen.

En el mes de Julio, entre el 15 al 20 de cada año, la provincia de Paucartambo, a 4 horas del departamento de Cusco, celebra la tradicional festividad en honor a la Virgen del Carmen o Mamacha Carmen, esta actividad convoca a muchos feligreses y visitantes de todas partes del mundo, quienes son testigos de los grupos de danzarines y de la gente de este pueblo que irradian fe, encanto, color y jubilo. Las danzas son un homenaje de los fieles y se realizan con cariño y devoción a cambio de su bendición y protección.

Los orígenes de la consagración de la fiesta a la Virgen del Carmen son conocidos por la tradición oral desde la época colonial y republicana. Este culto se ha mantenido vivo por más de tres siglos, cuando los habitantes "Qollas" del altiplano llegaban arreando sus manadas de llamas, atravesando Paucartambo y Q’osñipata, con fines de intercambio comercial de sus productos. En uno de esos tantos viajes, para asombro de migrantes y nativos, surge la aparición milagrosa del rostro de la Virgen, en una vasija de barro. Este hallazgo fue recogido para perpetuar su imagen completa, que fue esculpida por artistas Paucartambinos, construyéndose además un templo donde la veneran con rezos y cánticos.

En el año 1985 la Virgen del Carmen fue coronada por el Papa Juan Pablo II. En su fiesta la Virgen se viste como una princesa y sale rodeada de su corte, que son los llamados Qhapaq Ch'unchu, sus bailarines favoritos, ellos cumplen la función de guardia de honor en torno a sus andas. Mágica y real a la vez, esta fiesta tiene un profundo significado religioso, social y ritual, donde se puede observar cómo se mantiene la identidad y tradición de los pueblos andinos-mestizos, quienes tienen una serie de costumbres que se pueden observar, por ejemplo, en la guerrilla de los Qollas del altiplano y Ch'unchus del oriente, aquí ambas naciones se disputan la querencia de la Mamacha Carmen, la patrona del pueblo.

Entre las danzas que participan pueden mencionarse a los Qhapaq Ch'unchu, los Qollas o Qhapaq Qolla, los Qhapaq Negro, los Maqt'as, los Waka Waka, los Auqa Chilenos, los Sijllas Wayras, los K'achampas, los Saqras, las Contradanzas, las Qoyachas, los Misti Qanchi, los Negrillos, los Majeños, los Chukchus, los Ch'unchachas, los de Paucartampus, los Panaderos, los Danzaq, entre otras.

La fiesta dura cuatro días en donde se realizan una serie de actividades, sin embargo hay un trabajo que dura todo el año, se trata de la elaboración de la vestimenta y máscaras de las 19 comparsas que participan con sus danzas. En cuanto a la celebración en sí, hay que indicar que todo comienza el 14 de julio, por la noche, con la reunión de los caporales con las autoridades principales de Paucartambo.

El 15 de julio, a las cinco de la madrugada salen los carguyoc de cada comparsa salen a visitar a todos los que alguna vez han participado como danzarines o caporales, para esto, se lleva la bebida llamada diana y una especie de queque para invitar a los anfitriones, por su parte, estos últimos retribuyen esta visita con bebidas espirituosas. A partir del mediodía los Maqt'as seguidos por las otras comparsas, salen por las calles principales para danzar hasta llegar al templo de la Virgen del Rosario de Paucartambo, lugar donde se encuentra la sagrada imagen del la Mamacha Carmen, posteriormente por la tarde el recorrido tradicional del traslado de ceras voladoras y flores. Finalmente, en este día, y ya en horas de la noche, se da paso a las vísperas que se caracterizan por la quema de castillos y el alba o saludo de medianoche a la virgen del Carmen.

El 16 de julio, es el día central, las celebraciones comienzan con las misas desde las cuatro de la mañana. Algo que resalta, a las diez de la mañana es el tradicional bosque el reparto de regalos (frutas, panes, artículos domésticos) que los Qollas entregan a todos los asistentes. La primera procesión comienza a las dos de la tarde y recorre las principales calles de Paucartambo que aproximadamente dura cuatro horas, el día culmina con diversas danzas en la plaza principal.

El 17 de julio, también se llevan a cabo las misas y la romería al cementerio para visitar a los ex danzantes devotos ya fallecidos, luego a las dos de la tarde comienza la segunda procesión que llega hasta el puente Carlos III. A partir de las cuatro de la tarde comienza la guerrilla entre los Qollas y los Qhapaq Ch'unchu, también participan los Maqt'as, los Waka Waka y los Saqras.

El 18 de julio, la comparsa de los Saqras, a partir de las ocho de la mañana, preparan el andar de la virgen del Carmen para la ultima salida hasta la puerta del templo y se produce la bendición a todos los participantes, quienes aprovechan el momento para colocarse bajo el manto de la imagen y así recibir su protección. La fiesta termina en horas de la tarde con la despedida llamada Cacharpari, aquí todos se dirigen a la plaza principal donde todas las comparsas bailan. Finalmente, el 19 de julio, fecha que ya no es festiva, una comitiva especializada, junto con el prioste (el devoto mayor), realiza la bajada de la imagen de la virgen del Carmen para guardarla en su altar correspondiente.

Es importante mencionar que el objetivo de la agencia EP es elaborar un libro, y una serie de exposiciones de fotografía documental, el cual tiene como respaldo a un equipo de trabajo que ya lleva cuatro años visitando Paucartambo con el fin de registrar imágenes, información e investigar todo lo referente a esta extraordinaria festividad.

Para hacer realidad este objetivo es necesario contar con el apoyo de diversas entidades públicas o privadas (empresas, universidades, embajadas, etc.) que decidan invertir económicamente en la valoración, conservación y difusión de las expresiones culturales de nuestro país.

Agradecimientos:
A todos los representantes de las 19 danzas o comparsas y artesanos comprometidos por su participación anual que permiten la conservación de su identidad y logran que su cultura siga prevaleciendo a través de esta importante actividad de devoción, fe y baile a la Virgen del Carmen.
A los Carguyoc de la cuadrilla Qhapaq Ch’unchu del año 2015, liderados por Marco Mauricio Azañero, su esposa Hilda Quispe Palomino y su hija Lucero Nicole, de igual manera a Efraín Junior Jurado Salas, rey de la cuadrilla Qhapaq Ch’unchu y todos los que son parte de ella, son los “Salvajes”. Así mismo al Prioste Mayor 2015, representados por la familia García Pezo.
No podemos dejar de mencionar al guiador de la tricentenaria cuadrilla Mayor Qhapaq Negro, Señor Fredy Villagarcia Aquice y familia. Y también nuestra gratitud a todo el pueblo de Paucartambo por su participación y tiempo compartido con nuestros trabajos en este fotorreportaje documental.

<

Limpieza de Acequias
Labor de origen prehispánico cultural

Una de la principales actividades laborales que da encuentro entre la cultura, la identidad propia al desarrollo de la vida es la limpieza o escarbo de acequias que se da en varias zonas alto andinas del Perú, entre ellas esta la región de Moquegua por ser uno los pocos vestigios laborales para los comuneros que hasta aún prevalen ante el incanato. En los años 2011 y 2013 visitamos algunos distritos de esta región lugares como: San Cristóbal-Calacoa, Ichuña, Cuchumbaya, Chojata y Carumas, ruta que se presento entre la última semana del mes de julio y la primera semana de agosto, coincidiendo con las fechas de esta importante festividad.

En las actividades de la zona del valle inter andino de Ticsani en Calacoa-Bellavista siempre se requiere de varias ofrendas o pagos a la tierra, al agua y a los Apus, cerros cercanos de cada lugar. Ipas y comuneros eligen el lugar propicio para llevar a un animal (alpaca o oveja) que sacrifican, extraen dolé el corazón en medio de un ritual de predicciones, estos pagos las hacen también con las hojas de coca, chicha de maíz y licores de la zona que prácticamente la realizan en la mayoría de las provincias de Mariscal Nieto y General Sánchez Cerro.

Ccucho es un lugar de encuentro entre hombres y mujeres. Quienes en cada año reciben a sus nuevos devotos o alferados, cargo voluntario y responsable que se presenten en esta festividad laboral de la limpieza o escarbo de acequias, ellos también comparten las labores con: Los padrinos, Ipas o curanderos, lamperos, repartidores que congregan la responsabilidad y el cumplimiento laboral de cada uno de ellos para la limpieza del antiguo reservorio Alaytapa’qa como la del nuevo hecha de concreto en Cucho. En esta actividad es también importante la participación de los personajes como: los Pules, los Negritos y los Jarpas, son parte en la música y la danza con la vestimenta propia de la mujer y el varón.

Cada pueblo tiene diferentes aspectos culturales que lo distinguen de otros, San José de Umalzo y Miraflores son las comunidades en las que tienen representantes únicos al escarbo de acequias, personajes a los que los llaman Lanlacos o angelitos, tiene un traje elaborado de lana de oveja, llevan un saco y sombrero de paño, además de poseer una máscara de cuero y una campana pequeña o cencerro; el traje se complementa con un chicote o látigo que emplean para azotar a la persona que no trabaja, controlan el orden en los canales y bocatomas que corresponden al rio de Umalzo. En sus danzas están las Negritas y Negritos, de igual forma participan los Regidores de agua, los Mayorazgos, el Guion, el Rematisto y el Camayo.

En el distrito de Cuchumbaya la actividad folklórica al escarbo de acequias son las mujeres por su destaca vestimenta colorida, sombreros adornados con flores artificiales y llevan prendas como collares confeccionados con los mismos productos de la zona. Tiene también casi las mismas peculiaridades en los cargos de responsabilidad laboral y que es asumida por cada persona voluntaria a la que se una por limpiar los canales y reservorios que correspondan a cada zona.

Chojata es el distrito donde se caracteriza por ser una de las principales en esta festividad del agua y son parte de algunos de los lugares que se mencionan por la actividad laboral del escarbo de acequias que se presentan toda la región de Moquegua, son todos los familiares de los devotos encargados de su propia gastronomía aquí se preparan platos como: el caldo de maíz pelado, el queso con chuño, el dulce de lacayote entre otros, y que son compartidos con todos los participantes e invitados a esta actividad laboral, al igual de donde se da en la región.

En las comunidades de Solajo y Ataspaya del distrito de Carumas, también participan en esta festividad de las acequias como en todas que tienen su propia tradición cultural y laboral, allí uno de los personajes mas conocidos es la danza del negro guagua que retribuye los recuerdos de la esclavitud. Los Pules y los Jarpas son otros de los personajes que con sus quenas, zampoñas y bombos entretienen musicalmente en la festividad de las acequias por toda región de Moquegua. En el cierre de las fiestas del agua se arman las Ramadas, es un lugar de campo abierto en donde son plantados varios palos colocando arbustos de eucalipto y adornadas de banderas peruanas, en donde todos los familiares, amigos y gente que simpatiza con el alferado se acercan para llevarle su regalo, la costumbre general es colocarle billetes de dinero en su sombrero; brindan y regalan también cajas de cerveza, por el aporte brindado de los devotos que pasaron. Luego los padrinos cuentan el dinero recolectado durante la Q’ata. Finalmente se da la despedida con orquestas musicales contemporáneas, donde todos se unen al baile festivo para planificar un nuevo encuentro laboral el próximo año.

Se ve que también que es un acto patriótico y admirable labor de las personas de la esta región en las que dan su tiempo en bienestar a la salud, su propia vida y el respeto a la naturaleza en la que se vive. La ruta de visitas que se hizo a los lugares alto andinos de la región de Moquegua se pudo observar y registrar los valles y paisajes, parte de las vertientes del rio Tambo, los impresionantes cañones de Chojata que están entre los 3200 a 5400 msnm, es solo una parte, en la que esperamos volver a continuar y buscar nuevas fuentes de registro para nuestros trabajos en antropología, historia, arqueología y periodismo. Con la finalidad de prevalecer y desarrollar nuestra propia identidad cultural a través de nuestras publicaciones. Tiempo compartido en la que, queremos invitarlos a compartir y participar con sus comentarios en este fotorreportaje documental.

Agradecimientos:
A todas las personas de esta extraordinaria región de Moquegua, que de una u otra manera participarón con nuestros trabajos como a: Jesús Maldonado Roque, Fidel Santos Cáceres, Pelagio Porfirio Gerónimo Cari, Tomás Pacheco Zapata y en espacial a la señora Hercilia Cordova Cuayla, personas emprendedoras con el desarrollo turístico cultural de las zonas mencionadas que se visito en esta importante actividad laboral de la limpieza o escarbo de acequias de la región de Moquegua.